Preparación espiritual

El Camino, experiencia espiritual

A pesar de que hacer el Camino de Santiago implica un esfuerzo físico, la peregrinación es esencialmente una experiencia espiritual y es muy aconsejable tomarse un tiempo de preparación en este sentido antes del comienzo de la ruta, al igual que uno se prepara físicamente.

Antes del inicio, se puede contactar con el párroco local para que le aconseje en materia espiritual y le recomiende algún material, especialmente para peregrinos extranjeros, pues los materiales de los que disponemos en la Oficina del Peregrino y que mencionamos a continuación son en su mayoría en español. En general se puede decir que el peregrino debería prepararse para la reflexión y la oración a lo largo del Camino, comenzando días antes de salir.

Motivos de la Peregrinación
Le recomendamos que reflexione acerca de sus motivos para hacer el Camino de Santiago. Tradicionalmente éstos solían clasificarse en tres grupos: como deseo personal; para cumplir un voto o promesa; o como penitencia por los pecados cometidos. Algunas personas pueden verse atraídas por el aspecto cultural del Camino, otras por lo paisajístico, etc.; pero se puede decir que todas las motivaciones son el complemento de la esencia espiritual y religiosa que caracteriza al Camino de Santiago, y definitivamente hacer el Camino es una experiencia que con mucha frecuencia acerca a los peregrinos a Dios.

A continuación exponemos las razones más frecuentes que los peregrinos declaran tener para hacer la peregrinación:

  • Para encontrarse a sí mismos
  • Para encontrar un sentido a la vida
  • Para disfrutar de un ambiente que favorezca la reflexión
  • Para cumplir una promesa
  • Para conocer a otros peregrinos
  • Para seguir los millones de pasos de otros peregrinos que durante siglos han hecho el mismo Camino.
  • Para aprender de la cultura y el arte a lo largo del Camino
  • Para honrar a Santiago, uno de los discípulos de Cristo.- Para profundizar y enriquecerse en la Fe.

El Apóstol Santiago
El Camino que va a realizar (no importa qué ruta haya escogido) tiene como meta la Tumba del Apóstol Santiago en Compostela. ¿Quién era Santiago? ¿Qué conexión tiene con nosotros? ¿Por qué tanta gente peregrina a su Tumba? La respuesta a estas preguntas es el primer paso que hay que dar en toda peregrinación. Los libros que recomendamos abajo pueden ayudarle a responderlas.
El Apóstol Santiago y su Sepulcro, de Juan José Cebrián Franco. Edic. Paulinas.
Santiago el Hijo del Trueno. Cómic inspirado en la vida del Apóstol. Oficina de Acogida al Peregrino en Santiago.
El Apóstol Santiago y su proyección en la Historia. Diez temas didácticos. Oficina de Acogida al Peregrino

Hacer la peregrinación en grupo
Quizás sois un grupo de amigos que habéis pensado hacer el Camino juntos. Aquí van algunos materiales que pueden ayudar a preparar la Peregrinación: Catequesis para preparar la Peregrinación a Santiago y Guía Espiritual, ambas publicadas con motivo del Año Santo 2010. Existe también un libro escrito por José Miguel Burgui Ongai que puede resultar de ayuda: En Camino a Santiago con Jóvenes, Central Catequística Salesiana, 1993; en este libro Burgui narra su experiencia de haber peregrinado a Compostela con un grupo de jóvenes.

Bendición antes de partir en Camino
Muchos peregrinos desean recibir la Bendición de Peregrino antes de partir. Desde la Oficina de Acogida al Peregrino animamos a que así se haga. Puede dirigirse a su párroco local o puede recitarse personalmente alguna de las oraciones que a continuación recogemos:

Bendición 1. (Codex Calixtinus. Sermón “Veneranda dies” LI, c XVII)
“En nombre de Nuestro Señor Jesucristo, recibe este morral hábito de tu peregrinación para que castigado y enmendado te apresures en llegar a los pies de Santiago, a donde ansías llegar, y para que después de haber hecho el viaje vuelvas al lado nuestro con gozo, con la ayuda de Dios, que vive y reina por todos los siglos Amén.

Recibe este báculo; que sea como sustento de la marcha y del trabajo para el camino de tu peregrinación, para que puedas vencer las catervas del enemigo y llegar seguro a los pies de Santiago y después de hecho el viaje, volver junto a nos con alegría, con la anuencia del mismo Dios, que vive y reina por los siglos de los siglos Amén”

Bendición 2.
Dios Padre:

Oramos por estos peregrinos ……………… (nombres) que se preparan para salir en peregrinación hacia la Tumba de Santiago el Mayor en Santiago de Compostela. De este modo honrarán a Santiago Apóstol, amigo de Jesús y mártir por su fe.

Esa fe tiene una larga tradición de peregrinaciones, y miles de fieles viajan a dicho lugar Santo por motivos religiosos. La misma palabra “peregrino” proviene del latín “peregrino”, que significa “extranjero” o “vagabundo”; alguien que viaja por fe a un lugar en una experiencia lejos de sus vidas normales. Por esta razón Abraham es reconocido como el primer peregrino descrito en las escrituras, porque fue llamado a viajar a la tierra elegida por Dios. Siglos más tarde, los descendientes de Abraham se embarcaron en su peregrinaje a la tierra prometida desde Egipto. El nacimiento de Jesús mismo está marcado por la peregrinación de los Reyes Magos, que siguieron la estrella para rendir homenaje al Mesías y está registrado que Jesús mismo viajó en peregrinación muchas veces a Jerusalén.
Oramos para que (nombres) ……………… se inspiren en estos ejemplos de peregrinación que se describen en las Sagradas Escrituras.
Dios Padre, te pedimos bendigas estas conchas de vieira, símbolos tradicionales de los peregrinos a Santiago de Compostela – oramos para que (nombres) …………… lleguen orgullosamente a su destino en la Tumba del Apóstol.
Te pedimos que bendigas estos bastones y mochilas, símbolos del apoyo que ………………. (nombres) recibirán de sus amigos y de aquellos a quienes conocerán en el camino.
Y bendice a (nombres) ……………… para que puedan viajar con seguridad y disfrutar de días de compañerismo feliz, de un caminar orante y de noches de sueño reparador hasta final de su viaje.
Juntos ahora decimos oración de los peregrinos:
Apóstol Santiago, elegido entre los primeros, tú fuiste el primero en beber el cáliz del Señor y eres el gran protector de los peregrinos; haznos fuertes en la Fe y alegres en la esperanza en nuestro caminar de peregrinos siguiendo el camino de la vida cristiana, y aliéntanos para que, finalmente, alcancemos la gloria de Dios Padre. Amen
(Nombres) ……………… al salir en peregrinación desde este lugar, que vuestro corazón se llene de amor y que los buenos deseos de todos los que os conocen os acompañen.
Que la tierra se vaya haciendo camino ante tus pasos;
que el viento sople siempre a tus espaldas,
que el sol brille cálido sobre tu cara;
que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y;
hasta tanto volvamos a encontrarnos,
que Dios te guarde en la palma de sus manos.
Te lo rogamos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Compartir:

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en más información

ACEPTAR
Aviso de cookies